Energía Limpia para Reducir Dependencia del Petróleo

    EMERGING MARKETS

    América Central se pone en verde para reducir la dependencia del petróleo

    Calgary, 28 de Marzo 2011. Los países centroamericanos están compitiendo para inaugurar las fuentes alternativas de energía, para evitar los altos costos de los combustibles importados.

     Varios proyectos, basados en fuentes renovables y el carbón, algunos de los cuales fueron concebidos durante el último repunte de los precios en 2008, están empezando a dar frutos.

      El primer parque eólico en Honduras se encuentra en la fase de construcción y producirá 100 MW con un precio de aproximadamente $ 250 millones. El gobierno está buscando en otros parques eólicos.

     En Sinohydro, China  se firmó un acuerdo en septiembre de 2010 con el Gobierno de Honduras para construir la planta hidroeléctrica Patuca III, con el que se sumarán otros 100 MW de capacidad generadora.     La inversión en esta planta será de alrededor de $ 300 millones, pero el plan incluye otras dos plantas, Patuca I y II, con lo que al norte de inversión total de $ 1 mil millones.

     Los dos proyectos son equivalentes a una sexta parte de la capacidad del país en la generación actual, el 80% de los cuales es térmico. Su realización podría ayudar a Honduras a atraer la inversión en 24 proyectos de otras  fuentes de energía renovables que la administración del presidente Porfirio Lobo tiene en la mesa de trabajo.

     El Ministro de Finanzas, William Chong, manifestó: “Estamos siendo afectados por los altos precios del combustible, ya que el uso de combustibles importados es necesario para la producción de energía. Esto cambiará a medida que introducimos la tecnología verde. Esto reducirá nuestra factura de combustible. “

     Agregó, que la factura de combustible causado por el aumento de los precios probablemente se sumará un punto a la inflación de este año, que espera este entre el 7% y 8%.

    Panamá que no es tan dependiente como Honduras el combustible importado por el poder, no obstante, la diversificación para reducir el impacto de los hidrocarburos. La combinación de la generación de electricidad es de aproximadamente 60% hidroeléctrica y 40%térmica.

    Panamá trabaja en la adición de una nueva planta de 120MW de carbón y AES, el mayor generador del país, es la adición de una planta hidroeléctrica de 225MW, Changuinola, en la primera mitad de 2011. La capacidad actual de Panamá es 1543 MW.

    Dulcidio de la Guardia, Viceministro de Finanzas de Panamá, dijo que los precios de combustible son definitivamente una preocupación ya que el país se ve en el crecimiento rápido y las fuertes entradas de capital. El FMI ha proyectado un crecimiento del PIB de Panamá en el 7%, pero de la Guardia dijo que debería ser mayor, sobre la base de cifras de enero y febrero de este año. Los ingresos tributarios en los dos primeros meses del año fueron de un 30% con respecto al mismo periodo de 2010.

    “Estamos preocupados por la inflación de fuentes externas. La inflación no debe pasar del 4,5%, pero hay presiones adicionales que podría traducirse en una presión social, si los precios del combustible y los alimentos se mantienen altos “, dijo.

    Un país donde el combustible no está afectando a la energía es Costa Rica, donde la energía hidráulica representa el 82% de su electricidad. El objetivo de Costa Rica para 2021, año de su bicentenario, se convertirá en el primer país del mundo para dejar de usar combustibles fósiles para plantas de energía.

    La Cooperación Interamericana de Inversiones del BID aprobó un préstamo de $ 50 millones para construir un parque eólico Azul de Potencia y Energía de 40MW en Nicaragua, lo que equivale a algo más del 5% de la generación de electricidad del país actual.

    La energía renovable también está en la agenda del Presidente de EE.UU.  Barack Obama, tema que abordó en El Salvador, durante su primera visita regional desde que asumió el cargo.

    Augusto de la Torre, Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, dijo que estos esfuerzos “también dotan a la región con un importante dividendo en términos del cambio climático.”