Honduras prevé obtener US$50 millones para energía renovable

    “Es una opción para reducir la pobreza, obtener seguridad energética y desarrollo con bajas emisiones de carbono”

     Honduras espera obtener unos US$50 millones para el Programa de Aprovechamiento de Fuentes Renovables de Energía (SREP por sus siglas en inglés) declaró la  subsecretaria de Crédito e Inversión Pública, Evelyn Bautista, durante una reunión convocada por los Fondos de Inversión del Clima (CIF) en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

    La próxima reunión está prevista para noviembre próximo, con la participación de todos sectores involucrados en el proceso, que incluye entidades del sector público,  privado y la sociedad civil.

    En Ciudad del Cabo, la misión del Gobierno de Honduras intercambió experiencias con los países piloto y mostró sus avances en la preparación de los distintos planes de inversión.

    Como logro significativo destaca la inclusión de Honduras, para participar en el subcomité de SREP, instancia que le da voz y voto en las reuniones del CIF.

    En la delegación hondureña también participó la Asociación Hondureña de Pequeños Productores de Energía Renovable (AHPPER), que se desempeña como observador latinoamericano del SREP.

    La selección de los paises pilotos para participar en SREP se realizó en noviembre del 2010 e incluye además de  Honduras a Kenia, Etiopía, Mali, Maldivas y Nepal.

    En base a los criterios y objetivos, estos países deben presentar planes concretos orientados a la transformación del sector energía, incorporando soluciones de energía renovable en sus programas nacionales.

    La ejecución de los CIF está a cargo del Banco Interamericano de Desarrollo, Grupo Banco Mundial, Banco Africano de Desarrollo, Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.

    Todos conocemos los problemas energéticos que enfrentamos los países en desarrollo, donde más de 1,500 millones de personas viven sin electricidad y otros servicios de energía básicos”, afirma la declaración suscrita por los asistentes al foro en Sudáfrica.

    El desafío del cambio climático, según plantean, conlleva la necesidad de aprovechar las fuentes de energía con bajo nivel de emisiones de carbono.

    En ese contexto, se enfatizó que la energía renovable es una de las opciones disponibles para  alcanzar diversos objetivos: reducción de la pobreza, seguridad energética y desarrollo con bajas emisiones de carbono y con capacidad de adaptación al cambio climático.