Superávit en fondos de pensiones contribuye a moderar déficit fiscal

    Han contribuido con ese paliativo, el resto del sector público no financiero, gobiernos locales y empresas públicas no financieras

    Un superávit moderado en las cuentas financieras de los fondos públicos de pensiones ha contribuido a moderar el déficit de la Administración Central y demás componentes del Sector Público.

    Cifras oficiales de la Secretaría de Finanzas, consolidadas al mes de junio reflejan que también han contribuido con ese paliativo, el resto del sector público no financiero, gobiernos locales y empresas públicas no financieras.

    Por  ejemplo, a junio de 2011 los números del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (INJUPEMP) son indicativos de un superávit neto de L 1,293.9 millones (0.4% del PIB), superior en L 487.2 millones a lo programado (806.7 millones).

    Igualmente, al primer semestre del año, los datos muestran que el otorgamiento de préstamos a sus afiliados es equivalente al 46% de los recursos presupuestados para el presente período fiscal.

    A junio el déficit del SPC es menor a lo establecido en el programa suscrito con el FMI

    Esa cartera, reporta además una recuperación del 65% del total, debido a  una concesión neta de préstamos negativa de L 343.9, comportamiento favorable que el  INJUPEMP no había logrado en varios años.

    Aunado a ello, el ingreso por concepto de aportaciones individuales y patronales alcanzó L 146.6 millones por encima de lo estimado.

    Entre tanto, pese al conflicto administrativo de los últimos meses, el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (INPREMA) reporta un superávit de L1,219.4 millones. Las cifras también indican que la concesión de préstamos a junio de 2011, fue de apenas un 6% del total, una recuperación del 16% y una concesión neta de préstamos negativa de L 132.1 millones.

    Estas cantidades para el primer semestre de 2011, dan como resultado que la cuenta financiera del Sector Público Combinado (SPC), revele un déficit de L 4,649 millones (1.4 % del PIB), menor a lo establecido en el programa suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde se establece una meta de déficit fiscal para el período de L 4,833.2 millones (1.5% del PIB).

    El diferencial existente de L 184.3 millones – entre el déficit del SPC ejecutado y el programado – es producto de los resultados positivos alcanzados en la ejecución presupuestaria de los institutos de pensiones (INJUPEMP, INPREMA e IPM), las instituciones del resto del sector público no financiero  y los gobiernos locales.

    En síntesis, los institutos de pensiones, registraron un superávit neto total superior en L 874.9 millones a lo programado.

    Las instituciones que conforman el resto del sector público no financiero, comprenden tres universidades nacionales y 15 institutos públicos, cuyo resultado consolidado a junio de 2011 fue positivo y contabilizó L 294.0 millones por encima de lo estimado.

    En lo que respecta a los gobiernos locales, la estimación se fundamenta en las cifras que proporciona el Banco Central de Honduras sobre el financiamiento de este nivel – según lo registrado en las estadísticas monetarias y financieras – resultando un déficit de L 265.0 millones por debajo de lo esperado para este período.

    Los resultados favorables para los fondos de pensiones, resto del sistema público no financiero, gobiernos locales y empresas públicas no financieras, permitieron contrarrestar el mayor déficit de la Administración Central y los otros componentes del Sector Público Combinado.

    REFORMAS

    El FMI, en su más reciente evaluación del Artículo 4 (Evaluación de País), recomendó al Congreso Nacional, reformar los sistemas de previsión social en Honduras para evitar un colapso financiero.

    Reforma para evitar colapso financiero de fondos de pensiones contempla transferencia de valores actuariales

    En tal sentido, la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS) concluyó los proyectos de leyes y reglamentos para reformar los fondos públicos de pensiones del INPREMA e INJUPEMP.

    Esos proyectos de ley fueron sometidos al Congreso Nacional, y entre otros, la iniciativa de reformas a la Ley de Transferencia de Valores Actuariales, con el propósito de beneficiar al ciudadano que ha estado cotizando a un sistema de jubilación durante muchos años y pasa a otro sistema de previsión o cambia de empleo, pero siempre en una institución del gobierno.

    Las reformas servirán para darle protección al ciudadano que ha estado cotizando a un sistema de jubilación. La pretensión es que los empleados no pierdan sus aportaciones cuando se trasladan de una institución a otra dentro del mismo Estado.

    En síntesis, se prevé que sus cotizaciones sean arrastradas para que sus derechos no se pierdan y sus valores actuariales sean trasladados a la otra institución que le va servir en adelante como garantía de su jubilación o pensión.