Completan transferencia del ocho por ciento a municipalidades

    “Deberán destinar el uno por ciento para la ejecución y mantenimiento de programas y proyectos en beneficio de la niñez y la adolescencia”

    El Gobierno hizo efectivo el pago de 631 millones de lempiras, equivalentes al 1.5 por ciento de transferencias que se adeudaba a las municipalidades, informó el subsecretario de Finanzas y Presupuesto, Carlos Borjas.

    “En coordinación con la Secretaría del Interior y la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON) hemos dado cumplimiento al compromiso del Gobierno de la República en honrar la obligación del 1.5 por ciento de las transferencias que les corresponden a las municipalidades, de tal manera que el pasado viernes dimos cumplimiento a este pago de 631 millones de lempiras”, dijo.

    La afirmación fue hecha por Borjas en Consejo de Ministros, luego de que motivado por quejas de un grupo de diputados de la denominada “Alianza Parlamentaria Nacionalista”, el presidente Porfirio Lobo Sosa, preguntara acerca de las transferencias a los 298 municipios.

    El Congreso Nacional aprobó una moción introducida por el diputado Daniel Flores- miembro de esa tendencia del Partido Nacional- para que la Secretaría de Finanzas transfiera en su totalidad el ocho por ciento que por ley corresponde a las municipalidades.

    De acuerdo con la legislación vigente, el Estado deberá transferir, cada año a los municipios, determinados porcentajes de los ingresos tributarios contemplados en el Presupuesto General de la República.

    Por partidas mensuales anticipadas, la Secretaría de Finanzas (SEFIN) depositará en las cuentas de las municipalidades registradas en el sistema bancario nacional el siete por ciento en el año 2010; ocho por ciento en 2011; nueve por ciento en 2012; 10 por ciento en 2013 y el 11 por ciento del 2014 en adelante.

    De estos ingresos, las municipalidades deberán destinar el uno por ciento para la ejecución y mantenimiento de programas y proyectos en beneficio de la niñez y la adolescencia, y un dos por ciento para los programas y proyectos para el desarrollo económico, social y el combate a la violencia contra la mujer, que se ha incrementado en forma impactante.

    Asimismo, un 13 por ciento para la operación y mantenimiento de la infraestructura social, que comprende las asignaciones necesarias para asegurar la sostenibilidad de las obras.