Gobierno privilegia gasto en inversión local, educación y salud

    De las transferencias del Gobierno Central, los municipios deben gastar el 90 por ciento en bienes de capital

    Presupuesto 2012 conlleva deducción de responsabilidades a  funcionarios e instituciones que incumplan metas de ejecución

    Un incremento de L.525 millones recibirán la municipalidades del país el próximo año, equivalente al nueve por ciento de los ingresos tributarios, de acuerdo con las disposiciones del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República para el ejercicio fiscal 2012, aprobado por el Congreso Nacional, cuyo monto asciende a L.144,338 millones.

    En total, los municipios recibirán el próximo año una transferencia L.3,260 millones, que representa un 0.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) aunque los renglones de Educación y Salud, ocupan el primero y segundo lugar en aumentos del gasto público.

    De acuerdo al desglose presupuestario, las asignaciones más significativas corresponden a Educación con L.23,226,700; Salud, 10,658,000; Deuda Pública, 13,156,600.00; Interior y Población, 3,760.400; Seguridad, 3,480,600; Defensa Nacional, 2,975,300 y Secretaría de Obras Públicas Transporte y Vivienda (SOPTRAVI), L. 2,846,200 millones.

    Sin embargo, los L.1,100 millones adicionales que recibirá la Secretaría de Educación se destinarán al pago del aumento salarial a los maestros por aplicación del Estatuto del Docente con base al siete por ciento de inflación.

    En cuanto a Salud Pública, el incremento presupuestario de L.910.1 millones, también corresponde a cumplimiento de estatutos, quinquenios al personal médico, enfermeras profesionales, odontólogos, microbiólogos, trabajadores sociales, químicos farmacéuticos  y ampliación a las asignaciones de medicamentos, limpieza, aseo y fumigación.

    “En tiempo y en forma y a la luz del día se ha aprobado este instrumento de desarrollo que vincula programas y proyectos que deben ser financiados en el próximo período…, es bueno, porque se está dando una buena señal de que queremos hacer bien las cosas, de que queremos hacer uso de los recursos con una disciplina fiscal”, declaró el viceministro de Finanzas y Presupuesto, Carlos Borjas.

    Una consideración importante es la vinculación del presupuesto a la gestión por resultados, que conlleva la deducción de responsabilidades a los funcionarios o instituciones que no cumplan las metas establecidas en la ejecución, subrayó.

    “En principio, nosotros tenemos mucho cuidado cuando hacemos disposiciones presupuestarias en el sentido de que las instituciones no corran a ejecutar o gastar su presupuesto, a nosotros nos interesa más bien que tengan resultados que sean de impacto, particularmente en el sector salud, educación y seguridad”.

    De los L.144,338 millones aprobados por el Poder Legislativo, 79,558.7 millones corresponden al Gobierno Central y 64,779.4 millones a la Administración Pública Descentralizada. En comparación con el presupuesto vigente de L.133,000 millones, el aumento es de L.11,000 millones.

    En cuanto a la inversión pública, el monto proyectado para el próximo año es de L.13,041 millones, cifra inferior en 815 millones a la partida del 2011, aunque compensada con la introducción de las Asociaciones Público-Privadas (APP) que explotarán concesiones para construir proyectos carreteros y represas.

    Pero además, la Ley de Municipalidades contempla que de las transferencias del Gobierno Central, los municipios deben gastar el 90 por ciento en bienes de capital (inversión) y el resto en gasto corriente.

    Al respecto, el director de Presupuesto de la Secretaría de Finanzas, Roberto Zúñiga, afirmó que “la inversión sigue de igual manera, o sea, no hay ninguna reducción”.

    “Lo que sí se hizo es una redistribución de los recursos, pero es que los proyectos que iba hacer una institución, los va a realizar otra, ahora, de acuerdo a la característica de la institución misma”, apuntó el funcionario, quien resaltó que la distribución incluye  comunicaciones y energía, protección y promoción humana, sector agroforestal, turismo y fortalecimiento institucional.