Presidente Hernández: OEA pagará a jueces y fiscales que integrarán la MACCIH

    El mandatario aboga por control de financiamiento de partidos políticos como otra forma de combatir la corrupción.

    España, Suecia, México, Colombia y UE respaldan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

    El gobernante destaca que el papa Francisco coincida con él en temas como migración, cambio climático y lucha contra el narcotráfico.

    Tegucigalpa, 29 de septiembre. El presidente Juan Orlando Hernández anunció hoy que los jueces y fiscales extranjeros que formarán parte de la Misión propuesta por la Organización de Estados Americanos (OEA) para ayudar a combatir la impunidad en el marco del Diálogo Nacional serán independientes y contratados por ese ente continental.

    “Los jueces, los fiscales, los técnicos que contrate la misión de la OEA, van a ser expertos contratados en un criterio altamente técnico e independiente”, apuntó el mandatario al presentar ante la prensa en Casa Presidencial el informe de su gira por Nueva York y Washington.

    Detalló que le pidió al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y al secretario de la División Política, Francisco Guerrero, que vengan en el corto plazo para poder explicar a los hondureños los alcances de la propuesta.

    La OEA le presentó al mandatario el lunes el plan de  trabajo de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras  (MACCIH).

    “La propuesta está hecha, pero es importante que el pueblo hondureño y sus diferentes sectores conozcan de qué se trata en detalle y mi obligación es expresar que creo que también se debe complementar, por lo menos, con el sistema de protección a los fiscales, jueces y operadores de justicia y sus familias”, indicó Hernández.

    Además, apuntó que se tiene que agregar “el tema del financiamiento a los partidos políticos y también las buenas prácticas  para evitar que se genere corrupción desde el sector privado”.

    El titular del Ejecutivo aclaró que la OEA será la encargada de explicar el proceso de implementación de la propuesta del combate a la impunidad y corrupción.

    “Lo que sí puedo asegurar es que tienen el trabajo bien avanzado y no sólo tienen ya una radiografía bien avanzada de lo que siente y piensa el pueblo hondureño, a través de los sectores con los que se ha reunido” durante el proceso de Diálogo Nacional, añadió.

    Adelantó el mandatario que “los representantes de la OEA vendrían a explicar los tiempos, los procesos de cómo van a contratar a estas personas que les van a reportar únicamente a ellos”.

    Agregó que en la propuesta de la OEA también va el otro componente de apoyo de supervisión al Ministerio Público y al Consejo de la Judicatura.

    Hernández detalló que “el tercer elemento es el monitoreo al que va a estar sometido este programa con los resultados de la misión, a través del observatorio que sería estructurado con participación de sociedad civil y la academia. Este es un segundo elemento que lo hace totalmente diferente”.

    Anunció que “hay un elemento adicional que para mí es de mucho peso y es que cuando se contrata y se busca apoyo, aunque sea con todas las credenciales de independencia de extranjeros, y van a un país, hacen su trabajo y después se retiran”, por lo que para dar continuidad “es parte de la dignidad del hondureño que aquí construyamos instituciones públicas efectivas y de resultados”.

    El gobernante destacó el reconocimiento que tiene Honduras en la lucha contra el narcotráfico, contra el crimen organizado, sea trasnacional o local, que en esencia es corrupción e impunidad; “ese reconocimiento lo tienen pocos países en el mundo y lo hemos hecho hondureño”.

    Pidió a quienes no creen en la propuesta de la OEA que “démonos el espacio, al margen de las posiciones ideológicas o de provecho político electoral que alguien le quiera sacar a un tema de esta naturaleza; que lo miremos con la seriedad y la profundidad del caso y que también hagamos los aportes”.

    El mandatario aseguró que “el diálogo continúa, el diálogo siempre es abierto, sin restricciones. Hablando se entiende la gente y es una gran oportunidad para Honduras al margen de que tengamos algunas diferencias sobre algunos temas de enfoque, pero en el objetivo todos coincidimos”.

    El presidente Hernández considera que “la OEA tiene claro que esto es importante y urgente al mismo tiempo”.

    Más países apoyan el Plan para la Prosperidad

    En relación al Plan de la Alianza para la Prosperidad de los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), el mandatario dijo que está satisfecho porque más congresistas y senadores de Estados Unidos están comprometidos con esta iniciativa que promueve Honduras.

    Destacó que “Honduras tiene desde nuestro plan de Gobierno prácticamente todo lo que es el basamento de la Alianza para la Prosperidad. Nosotros los compartimos con El Salvador y Guatemala para construir el Plan de la Alianza para la Prosperidad, por eso para nosotros es fácil conseguir los recursos porque ya los tenemos priorizados”.

    Hernández detalló que “el 80 por ciento de lo que puede ser el valor del Plan de la Alianza para la Prosperidad, en el caso de Honduras, nosotros ya lo tenemos y lo estamos ejecutando”.

    “Yo decía que con que Estados Unidos abriera una cuenta en su presupuesto, una partida que dijera Alianza para la Prosperidad, para nosotros ya es suficiente, porque es el reconocimiento del principio de que ellos reconocen que son responsables y que en consecuencia en compartida la responsabilidad, aunque diferenciada”, expresó.

    Indicó que la gran noticia es que ahora España quiere ser parte y Suecia está interesada y en los próximos días dará una respuesta.

    “La otra noticia importante es que Naciones Unidas va a ser parte. México y Colombia también quieren ser parte; la Unión Europea tengo mucho optimismo que va a ser parte”, refirió

    Coincidencia con el papa Francisco

    El presidente Hernández destacó en el informe presentado a los medios de comunicación en Casa de Gobierno que el papa Francisco, en su visita a Estados Unidos, haya resaltado, igual que él, que el mundo debe de poner mayor atención al tema del narcotráfico que perjudica a países como Honduras.

    Además, alabó que el pontífice haya hablado sobre el cambio climático que afecta a los países en desarrollo y más pobres con inundaciones y sequías.

    “En mi comparecencia en la ONU también expuse los efectos del cambio climático que hemos provocado todos, pero que la mayor parte de la responsabilidad la tienen la grandes industrias y que tienen que asumirla”, acotó.

    Destacó que el papa Francisco además se refirió al problema de la migración y pidió mayor atención a las causas que provocan la partida de los jóvenes y niños de sus respectivos países.

    “Esto también nosotros lo hemos venido haciendo desde mi Gobierno”, concluyó el mandatario.