Pese a déficit de 10,000 millones, crecimiento en 2011 será de 3,5%

    William Chong Wong, Secretario de FinanzasTEGUCIGALPA.- A pesar de cerrar el año con un déficit de 10,000 millones de lempiras, las perspectivas económicas para Honduras son halagüeñas para el 2011, con un crecimiento estimado en 3,5 por ciento por encima del 2,4 que está proyectando la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), afirmó el ministro de Finanzas, William Chong Wong.

    A esto se suma, el ordenamiento de las finanzas del 2009, especialmente la reducción del gasto corriente en más de 2,500 millones de lempiras, además de la recuperación de unos rubros importantes, como el sector maquila, explicó.

    El funcionario también descartó una devaluación de la moneda en virtud de la estabilidad de las reservas internacionales que le permitirán al gobierno respirar tranquilo con las importaciones de los primeros cuatro meses del nuevo año.

    Como variables pendiente está determinar el rol que asumirá en el nuevo año la banca privada, debido a su exagerada liquidez en más de 36,000 millones de lempiras y que de acuerdo el ministro, debe decidirse en apoyar proyectos de desarrollo social y no sólo de infraestructura y comercio.

    “El hecho de no haber recaudado lo que se había contemplado y que se haya controlado el gasto por el mismo monto, ha logrado un equilibrio en las finanzas públicas, no en lo que quisiéramos, pero mejor con respecto al año pasado”, declaró el funcionario.

    Déficit Heredado

    El Minsitro Chong Wong estimó un déficit de 3,5 por ciento, unos 10,500 millones de lempiras, al cierre del 2010, pero en parte se debe a que el gobierno recibió un país con una deuda de 14,000 millones de lempiras sin pagar.

    Igualmente, detalló que “recibimos una deuda interna que subió de 7,000 a 25,000 millones de lempiras debido al desfase del gobierno anterior; no hubo mucho apoyo de los organismos internacional y, entonces, se recurrió a la emisión de bonos y a quedarse debiendo. En otras palabras, el gasto del año pasado no se cubrió con recaudación tributaria, sino con bonos y endeudamiento interno”.

    Admitió que en este año el gasto es casi parecido al del anterior con la diferencia que es deuda que se pagará con las recaudaciones. El gasto que se redujo era el que estaba contemplado en decreto como política del presente gobierno a partir del quinto mes del año y que asciende a 2,500 millones de lempiras.

    A esto se suma, expuso, que este gobierno enfrentó muchas emergencias de desastres naturales que fueron cubiertas con fondos nacionales.

    “Año muy díficil”

    “Ha sido un año muy difícil. Primero, lograr el reconocimiento internacional, lidiar con problemas externos a Honduras, como el caso de las tormentas tropicales, que nos hizo erogar mucho fondos para recuperar la infraestructura física”, precisó.

    Con todo esto, el ministro se mostró optimista para el próximo año, al margen de lo que dice la CEPAL, que estima 2,4 por ciento de crecimiento. “Esa es una proyección baja si tomamos en cuenta la inversión privada y pública a través de los proyectos que han sido aprobados. Se empieza la expansión de Puerto Cortés, los proyectos renovables y los de inversión pública, eso va a sumar un poco más”, consideró.

    “De todas maneras, veo que viene un año halagador, pero con precaución, tomando todas las reservas del caso, pero sí halagador; nosotros creemos que el crecimiento andará arriba del 3,5 por ciento conforme a nuestras proyecciones”, subrayó.